Eucaristía - Comunión - mision1

Vaya al Contenido

Eucaristía - Comunión

VIDA SACRAMENTAL


COMUNIÓN


La Misión sólo ofrece cursos de Primera Comunión para adultos y/o niños mayores de 11 años recién llegados a este país y que no conocen el idioma. Los interesados deben contactarse con la Misión.COMUNIÓN

Erste Komunion

Die Mission bietet Erstkommunion-Kurse für Erwachsene und/oder Kinder älter als 11 Jahre an für Menschen an, die keine Landessprache verstehen. Interessenten nehmen bitte Kontakt mit der Mission auf.






ORACIONES ANTES  y DESPUES
de recibir LA SANTA COMUNION


Señor Jesús, creo que estás
realmente presente en la Eucaristía
con tu cuerpo, sangre, alma y divinidad.
Oigo tu invitación: Yo soy el pan vivo, bajado del cielo.
Tomen y coman: Esto es mi Cuerpo.
Creo, Señor, pero aumenta mi fe.

***
Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad,
mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad.
Todo mi haber y mi poseer. Vos me lo disteis:
a Vos, Señor, lo torno. Todo es Vuestro.
Disponed a toda vuestra voluntad,
dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta. Amén.


*******

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del enemigo malo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame
y mándame ir a Ti
para que con tus santos te alabe
por los siglos de los siglos. Amén.


COMUNION ESPIRITUAL


¡Oh Jesús mío!,
yo creo que estás presente
en el Santísimo sacramento del altar.
Te amo sobre todas las cosas
y deseo recibirte dentro de mi alma.
Pero, como ahora no puedo hacerlo sacramentalmente,
ven, al menos, espiritualmente a mi corazón.
Y, como si ya te hubiera recibido, te abrazo
y me uno a Ti. No permitas, Señor,
que me aparte de tí.¡Oh Jesús mío!,
yo creo que estás presente
en el Santísimo sacramento del altar.
Te amo sobre todas las cosas
y deseo recibirte dentro de mi alma.
Pero, como ahora no puedo hacerlo sacramentalmente,
ven, al menos, espiritualmente a mi corazón.
Y, como si ya te hubiera recibido, te abrazo
y me uno a Ti. No permitas, Señor,
que me aparte de tí.


Rito de la Santa Misa  en español y aleman

Regreso al contenido